13 feb. 2011

Improvised sounds better.







Noche improvisada. Cena. Risas. Miradas cómplices. Más risas. Momentos inolvidables. Ahora los protagonistas son los flashes, una cámara. Instantáneas que enmarcan instantes felices, alocados, jóvenes y eternos. La noche es larga y lo buenos momentos siguen hasta el día siguiente.
Que grata combinación es la de una cámara, make up y tres amigas. Así pues, éste es el resultado: una joven modelo y dos fotógrafas con ganas de mostrar lo que les gusta y les divierte.
Hay que decir que el resultado nos ha sorprendido gratamente a las tres, ya que nuestra primera sesión improvisada.

(L lleva: mayas de Zara, camisa de Bershka y blazer de Stradivarius)



E.

xxx

No hay comentarios:

Publicar un comentario